Mi lactancia materna, lo más sorprendente de mi maternidad

Mucho se habla estos días de lactancia materna. Coincidiendo con la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, Pilar, de Maternidad Cotinuum, ha lanzado un carnaval muy especial al que no podía dejar de sumarme. Me apetecía contar mi experiencia y aquí estoy.

Mucho antes de quedarme embarazada siempre había tenido claro que no daría el pecho a mis hijos, cuando los tuviera. No había tenido ningún caso cercano de lactancia materna exitoso, lo que sumado a mi inmadurez me llevó a crearme unas historias en la cabeza muy alejadas de lo que de verdad es amamantar a un bebé.

Fue tan sólo un día antes, sí un día antes, de dar a luz a mi primera hija, en diciembre de 2009, cuando una conversación con mi ginecóloga me hizo cambiar radicalmente de opinión. Me abrió los ojos y, tras hablar también largo y tendido con mi marido, decidimos intentarlo, ¿y por qué no? Y digo decidimos porque para mí, como otras muchas cosas, esto también es cosa de dos.

Desde el primer minuto de vida de gordi la experiencia fue maravillosa. Tuvimos la gran suerte de dar con una enfermera que sabía de lo que hablaba y que nos regalo todo el tiempo del mundo, tiempo que mi gordita y yo necesitamos para entedernos. Sin prisas, con tranquilidad y con mucha paciencia.

No voy a decir que fue un camino de rosas pero como siempre me lo habían pintado tan sacrificado, tan difícil, tan complicado… la experiencia fue maravillosa. Hubo grietas que superamos con mucha paciencia. La leche tardo en subir y gordi, que nació algo menudita, tardó en empezar a coger peso pero lo conseguimos. Y a partir de ahí todo vino rodado. Sacrificado, pues sí, pero con mucho apoyo lo conseguimos y soy incapaz de describir con palabras lo maravilloso que fue para mí.

Con mi segunda hija, todo fue mucho más facil. Contábamos con experiencia y con la tranquilidad que te da el pensar que la primera vez lo habíamos logrado. Con peque lo disfruté minuto a minuto, igual que con gordi, y la experiencia fue igual de maravillosa.

Ahora, a toro pasado, muchas veces pienso en aquella conversación con mi ginecóloga, tan solo un día antes de ser mamá. En lo importante que fue para mí. Importante porque me permitió disfrutar de algo que voluntariamente me quería perder, idiota de mí. Me hace pensar en todas las mamis que quieren intentarlo desde el principio y no lo consiguen, y yo quería renunciar a ello. Por eso, me alegro aún mucho más de haberlo intentando y sobre todo de haberlo logrado.

6 Replies to “Mi lactancia materna, lo más sorprendente de mi maternidad”

  1. Yo tengo una nena y al principio lo pasé bastante mal porque tuve bastantes grietas. Del dolor que pasaba estaba en el dilema de no querer darle el pecho por el dolor pero por otro lado yo quería que mi peque tomase pecho porque para mí es el mejor alimento para los bebés. Al final mientras se me curaba el pecho, mi marido me compró un extractor eléctrico para que la peque pudiera tomar leche materna y yo no pasara dolor. Al cabo de nueve días, mi pecho mejoró bastante y le empecé a dar el pecho y no tuvo problema en cogerlo.

  2. Hola!!! Te he dado uno de los premios “Liebster Award” por tu blog.
    Está todo explicado en mi post http://sofieysumundo.blogspot.com.es/2013/08/premio-liebster-blog_3.html
    Pásate cuando puedas por allí para seguir promocionando a blogs con menos de 200 seguidores 🙂 Un besote

  3. Nat!!! Que bella historia!!! Me hiciste emocionar!!!

    Besazo hermosa!!!

  4. Muchas gracias por el premio!!!

  5. Qué bien! Me alegro de que todo se solucionar. Saluditos!!!

Deja un comentario