¿Alimentas la creatividad de tus hijos?

educacion, creatividad, niños 

Me considero una persona creativa, creo que siempre lo he sido. Desde bien pequeña me encataban las manualidades y disfrutaba creando cosas, para mí siempre preciosas. La plastelina, las pinturas, los recortables nunca faltaban en casa y cualquier excusa era buena para liarme la manta a la cabeza y lanzarme a hacer cosas.

Creo que esta pasión la han heredado mis hijas y a mí no me puede gustar más. Les encanta hacer cosas. Para decorar su habitación, para regalar o simplemente para pasar un rato divertido y disfrutar creando cosas bonitas; cualquier excusa es buena. Y muchas veces nos liamos la manta a la cabeza y hacemos cosas muy molonas, desde unas camisetas muy ácidas hasta unas originales bolas para el árbol de Navidad.

Para los peques es fabuloso facilitarles las cosas, así conseguimos que dejen volar su imaginación. Ellos son capaces de hacer cosas maravillosas. En casa, muchas veces, hacemos cosas juntas pero otras muchas veces las hacen ellas solas. Sacan su imaginación a pasear y son capaces de crear verdaderas obras de arte. Para apreciarlas solamente tenemos que ponernos en su lugar, quizás no sean perfectas pero… ¿perfectas para quién o para qué? Sus obras de arte son únicas y cien por cien suyas, lo que las hace aún más especiales y mágicas.

¿Quieres potenciar la creatividad en tus hijos? Déjales crear, probablemente más de una vez te lo hayan pedido. Quizás las prisas o el miedo a que ensucien te ha llevado a postergarlo o a decirles que no, pero te aseguro que ellos disfrutaran un montón y tú también disfrutarás viéndoles.

Todavía recuerdo aquel cumple pirata, hace más de dos años, en el que a última hora se me ocurrió forrar una pared de papel continuo para que los peques pudieran pintar libremente. Fue todo un éxito, más de cinco metros de papel en los que no quedó ni un sólo centímetro sin pintar. Pintaron con pinceles, con las manos, se pintaron entre ellos… pero todos disfrutaron creando un precioso mural que nunca olvidaré.

Para alimentar su creatividad sólo tienes que facilitarles las cosas, ellos pondrán el resto. Ellos son capaces de hacer muchas más cosas de las que somos capaces de imaginar.

Prepárales y prepárate 

Busca un lugar en casa donde se puedan manchar y manchar. Lo harán. Prepara la zona protegiendo las cosas que no quieras que ensucien y prepárales a ellos también. Nosotras casi siempre hacemos este tipo de cosas en la cocina o en la terraza cuando el tiempo lo permite. De esta forma nadie tendrá miedo de manchar porque mentalízate, van a manchar y se van a manchar pero… ¿qué hay de malo en ello?

Déjales crear libremente

No les dirijas. Si quieren pintar una casa, la pintarán. Pero quizás ellos no la pinten como tú la pintarías. Quizás ellos no ven una casa como tú la ves. Quizás ellos quieren pintar una casa sin tejado con estrellas en lugar de ventanas. Deja que su imaginación vuele, será maravilloso ver el resultado.

Muestra interés por sus creaciones

Disfruta de sus creaciones y expresa tu interés por ellas. Dedica tiempo al artista y sus creaciones. Dile lo bonito que le ha quedado por mucho que tú no consigas ver lo bonita que ha pintado la casa. Es una casa que él, con sólo tres años, ha creado para ti. Eso merece aplausos, vítores, besos y abrazos. ¡Menudo artista!

Estoy segura de que si te dejas llevar y haces caso de estos sencillos consejos disfrutaréis dejando volar su creatividad y, ¿por qué no?, también la tuya. Y a vosotros, ¿os gusta crear cosas tanto como a nosotras?

2 comentarios

  1. Maravilloso post!!!
    A veces el orden y la limpieza me pueden e intento controlarlo todo pero poco a poco me voy acostumbrando je je
    Me ha encantado la idea del mural!!! Para este cumple es aún pequeña pero quizás te copie la idea para el próximo!

    Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Hay que dejarles espacio y permitirles crear, volar su imaginación. Es un aprendizaje maravilloso para ellos y para nosotros.
    Un beso!

  2. Anímate con el mural, será un exitazo seguro y lo disfrutarán un montón estoy segura. Muchas gracias por pasarte. ¡Un beso!

Deja un comentario