Tiempo de cambios

Nos lo creamos o no, ya estamos a punto de terminar otro año escolar. Parece que fue ayer cuando aún estábamos resacosos de las vacaciones de verano, volviendo al cole. Comenzando el que era el tercer año de la mayor y estrenando etapa con la peque, en su primer año de cole de mayores. Y sin apenas darnos cuenta el año ya ha volado.

Ahora estamos sumidas en la vorágine de fin de curso. Con el espectáculo de ballet de la peque, todos sus preparativos y los ensayos generales (no puede hacerle más feliz el tema); preparando la decoración del acto de graduación de la mayor junto a otras mamis del cole, que aunque hay quien dice que va a parecer una boda, lo cierto es que está quedando todo precioso; nerviosas por la entrega de una medalla de plata a la mayor por sus avances en kumon (hay que ver lo mucho que le gustan las mates y, aunque pueda parecer raro por su edad, lo que disfruta aprendiendo cosas nuevas); y felices porque las vacaciones están a la vuelta de la esquina. 
Septiembre será una época de cambios, cambios que me dan algo de vértigo. Empezaremos primaria, otra nueva etapa, con ilusión y nervios a partes iguales. Los peques se hacen mayores y mucho más rápido de lo que nos gustaría… Seguramente costará el cambio, pero sé que lograremos superarlo. Ella se acostumbrará al nuevo ritmo y a sus nuevas responsabilidades y nosotros estaremos con ella para que todo sea más llevadero.

Pero antes tenemos unas largas vacaciones por delante. Unas vacaciones para romper con los horarios y las rutinas. Unos meses para desconectar, descansar y, sobre todo, disfrutar.

2 comentarios

  1. No sé quién tiene más ganas de vacaciones, si ellos o yo, jejeje… Estoy deseando no tener que mirar el reloj y empezar a cogerle el ritmo a las vacaciones. Y, sobre todo, coger fuerzas para septiembre, cuando el Peque empezará el cole de mayores y, ya con los tres en el mismo horario, voy a verme sola por primera vez en ocho años que se me han pasado volando. ¡Empezará también una nueva etapa para mí!
    Pero, de momento, a disfrutar de las vacaciones, que nos las hemos ganado todos 😉

  2. ¡Menudo cambio para ti también! Ahora a disfrutar de las vacaciones en breve y a coger fuerzas para todos los cambios que se nos vienen encima. 🙂

Deja un comentario