Cómo hacer un delicioso guacamole casero

guacamole casero

Me encanta la cocina y descubrir recetas nuevas. Y si además, son facilonas y resultonas, mucho más. Este verano una amiga me han enseñado a hacer un guacamole casero que quita literalmente el sentido y no podía dejar de compartirlo con todas vosotras. Porque estos descubrimientos no hay que guardarlos, hay que compartirlos, y a mí me venía al pelo para actualizar mi sección de recetas. ¿Queréis saber cómo hacerlo?

Hazte con los ingredientes

guacamole casero

Los ingredientes que vas a necesitar para preparar este delicioso guacamole casero son estos:

  • 5 o 6 aguacates
  • medio limón
  • ajo en polvo
  • comino
  • pimienta negra molida o cayena molida
  • cebolla roja
  • tomate
  • Perejil

Ponte a ello

guacamole casero

Abre los aguacates y cruza literalmente los dedos antes de hacerlo (si puedes también cruza los dedos de los pies :-)) porque no hay mayor placer que partir un aguacate y descubrir que esta en el punto exacto de maduración, sin golpes ni moratones (como digo yo) Hay muchos trucos para elegir los aguacates a la hora de comprarlos pero lo cierto es que al final es una verdadera lotería y no sabes si has acertado o no, hasta que los partes.

Pon los aguacates troceados en la jarra de la batidora y echa el zumo de medio limón por encima, para que no se ponga negro. Bate a baja potencia hasta obtener una crema. Añade entonces sal, comino, ajo en polvo y pimienta negra o la cayena molida a ojo. Las cantidades son relativas, ya que dependerá de la cantidad de aguacate que hayas utilizado, lo mejor es ir probando. Por último añade la cebolla y el tomate muy picado y remueve con una cuchara. Y para terminar decora con un poco de perejil. En apenas cinco minutos ya tendrás tu guacamole casero listo.

Disfruta, a tu antojo, de este guacamole casero

guacamole casero

Esta receta es perfecta para improvisar unos burritos o unas fajitas si vienen amigos a casa; a nosotros nos encanta hacerlos. Los puedes hacer con pollo a la plancha o con carne picada y, a ambas opciones, puedes añadirles cebolla y pimiento verde, rojo y amarillo bien pochado.

O si lo prefieres puedes disfrutar de este guacamole casero sólo con nachos, con palitos de zanahoria o de apio, con colines, en tostaditas de pan o, incluso, con patatas fritas. ¿No me digáis que nunca lo habéis probado? Pues probadlo porque con patatas está delicioso.

¡Venga va! ¿Quién se anima a hacer este guacamole casero?  Si te ha gustado, ¡comparte!

Imágenes: Shuttersock

Deja un comentario