Mis recuerdos de verano

Se acerca el final del verano, en menos de una semana diremos adiós a la estación que más me gusta del año. Poco a poco nos abandonaran las buenas temperaturas, los atardeceres tardíos, el solazo y las tardes interminables de parque y de juegos. Por suerte, siempre tendremos los recuerdos de este verano para hacer la llegada del otoño algo más llevadera.  Por eso hoy he querido compartir con vosotros algunos de mis recuerdos de este verano:

La visita de nuestra familia holandesa

Este ha sido, sin duda, uno de los momentos más especiales de este verano. La visita de nuestra familia holandesa: mi hermana, mi cuñado y mis sobrinas. Después de mucho tiempo hemos podido compartir unos días todos juntos. Nos hemos reído, hemos cotorreado, hemos celebrado cumples, cambios y finales de carreras. Y también hemos disfrutado mucho los unos de los otros, porque cuando la familia está lejos eso es lo que de verdad importa.

Vacaciones en Cádiz

Nuestras habituales vacaciones en tierras gaditanas desde hace más de siete años, esta vez, por segundo año consecutivo, con unos muy buenos amigos. Los interminables paseos por sus blancas playas. Los divertidos chapuzones cargados de luchas con sus olas. Las entretenidas tardes de juego en la playa. Las tranquilas sobremesas llenas de conversaciones y risas. Las gambas y las tortillitas de camarones. Y, sobre todo, el descanso y el relax que allí siempre encontramos.

Vacaciones en Ibiza

Nuestras divertidas vacaciones en Ibiza, en casa de unos buenos amigos, cargadas de anécdotas y momentos muy divertidos. Las clases de padelsurf, nuetra aventura con el pedalo, el pinchazo de la rueda del coche, la perdida de los tapones de los oídos, la famosa aventura de la moto de agua… ¡madre mía! Ahhh y sin olvidar las maravillosas puestas de sol y los mojitos.

Nuestros chapuzones
 

Las interminables tardes de piscina con mis dos sirenitas, les encanta el agua y se han pasado horas y horas sin descanso saliendo y entrando del agua o buceando. ¡Agotaban a cualquiera! Pero sobre todo me quedo con el momento en el que la peque decidio atraverse y nadar ella solita. ¡Se hace mayor mi gordita!

Mudanza

Y, por último y no menos importante, si algo ha marcado este verano, desde luego, ha sido nuestra interminable y repentina mudanza. Alguién me dijo hace tiempo que las mudanzas pueden resultar una de las fases más estresantes de tu vida y ¡desde luego que sí! Lo mejor, el vernos por fin instalados, comenzar una nueva etapa todos juntos y poder, ya por fin, disfrutar de nuestra nueva casa. ¡Un lujazo!

Aquí mis cinco recuerdos de este verano. ¿Y los vuestros?

6 comentarios

  1. Al final voy a tener que pensar en mis 5 recuerdos de este verano… Que dará para un post??
    Y ahora el truco: vacaciones en Cádiz y vacaciones en Ibiza? Cómo se hace eso en un sólo verano?? 🙂

  2. Jajaja, ¡secreto ninguno! Ha sido un verano fantástico.
    ¡Besos!

  3. Muy bonitos recuerdos sobre todo los de disfrutar de la familia y de nuestras peques. Como te entiendo sobre la mudanza, yo también estoy inmersa en una y vaya stress que tengo…

    Un abrazo!

  4. Los recuerdos en familia y con buenos amigos, ¡los mejores!
    Mucho ánimo con la mudanza, no desesperes, que el final llegará pronto por muy lejano que lo veas 😉

  5. Hola es la primera vez que paso por tu blog y me ha gustado mucho!!
    Yo también soy de las que le da pena que termine el verano 🙁 pero buscaremos cosas para hacer con los peques
    Un besito
    Un bebe super duro http://unbebesuperduro.blogspot.com/

  6. Muchas gracias, un placer tenerte por aquí.
    Terminó el verano, pero por delante tenemos un otoño estupendo, ¡seguro!
    😉

Deja un comentario