De paseo por el Campo del Moro

Hace un par de semanas estuvimos en los Jardines de Sabatini de Madrid o más popularmente conocidos como Jardines del Campo del Moro. Nos apetecía hacer algo distinto y visitar algún lugar en el que las niñas no hubiesen estado nunca. El Palacio Real les encanta desde bien pequeñas y verlo desde otra perspectivas estabamos seguros de que les encantaría.

Para mi volver allí fue como retroceder de golpe un montón de años y acordarme del día que hice la primera comunión y fuimos allí a hacernos fotos después de la ceremonia en la iglesia. Los recordaba bonitos pero no tan bonitos como los vi el otro día. Tan inmensos, tan cuidados y tan silenciosos en medio de la voragine que es Madrid como los difrutamos el otro día.

Las niñas disfrutaron de lo lindo del paseo. Descubrimos muchos rincones mágicos y exploramos en busca de tesoros y lugares secretos, una plan genial para ellas. Se lo pasaron pipa viendo a los patos y a los cisnes y alucinaron con el gran tamaño de algunos de los árboles que durante el paseo vimos.

Por si os animáis a ir, os doy algunas pistas para disfrutar de vuestra visita al máximo:

Id con tiempo para pasear con calma por todos sus caminos que no son pocos y os aseguro que merece la pena disfrutarlos. Podéis llevaros merienda y pasar la tarde.

– Llevad pan duro para dar de comer a los patos y los cisnes, a los peques les encanta.

No olvidéis vuestra cámara de fotos, el entorno es precioso para hacer fotos únicas.

– Además dentro de los jardines se encuentra el “Museo de Carruajes” con un horario un tanto extraño para que lo tengáis en cuenta. Nosotros fuimos un domingo y no pudimos visitarlo. Sólo abre de lunes a viernes de 9 a 14 horas y el precio de la entrada es de 3 euros los adultos y 2,40 euros los niños.

– Para aparcar el fin de semana os recomiendo la zona del Paseo de San Antonio de La Florida, nosotros encontramos sitio sin problema y está relativamente cerca para ir andando. Si preferís usar el transporte público la estáción de Príncipe Pío está a escasos dos minutos. 

¿Os parece apetecible el plan? ¡Nosotros volveremos seguro!

Deja un comentario