Cinco razones por las que yo sí celebro la vuelta al cole

vuelta al cole

Todos los años la misma historia. Hay quién celebra la vuelta al cole y quién no quiero ni oír hablar de ella. Sentimientos econtrados una vez más, algo muy frecuente en esto de la maternidad. Tan frecuente como que nos encontremos en la tesitura, una vez más, de elegir entre dos bandos. ¡Qué hartura!  

Yo no tengo ganas de bandos, la verdad, pero una cosa tengo clara, yo sí soy de las que celebra la vuelta al cole. Y, no, no me da cosa reconocerlo y tampoco me siento peor madre por ello (ya tengo claro que soy su mejor malamadre desde hace tiempo) Y mis ganas de celebrar no impedirán que las eche mucho de menos (¡pues claro!) y que hoy, en su primer día, haya tenido un nudo en el estómago y las lagrimitas hayan asomado. Pero yo ya tenía ganas y la vuelta al cole también tiene muchas cosas buenas para mí. Os las cuento.

Todo tiene un principio y un final

vuelta al cole

Nada es infinito y en esta vida todo tiene un principio y un final. Nos guste o no, esa es la realidad. Vivir eternamente de vacaciones podría estar muy bien pero es algo que nunca podrá suceder.  Las vacaciones están para desearlas, disfrutarlas (¡disfrutarlas mucho!) y añorarlas.

Soy animal de costumbres

vuelta al cole

Aunque también disfruto mucho del caos y la improvisación propia del verano, de todo me canso, y en el fondo soy animal de costumbres. Me gustan las rutinas y me hacen bien, la verdad. Ahora tendremos los fines de semana para improvisar pero, entre semana, toca volver a las rutinas.

Disfrutar viviendo nuevas etapas

vuelta al cole

Empezar un nuevo curso en el cole es empezar una nueva etapa también. Conocer a profesores y compañeros nuevos, aprender un montón de cosas y crecer en todos sentidos. ¡Eso mola! Ya estoy deseando escucharlas contar las anécdotas del día al salir del cole.

Recuperamos nuestros hobbies

vuelta al cole

Ellas recuperan sus clases de baile, que tanto les gustan y que tanto disfrutan, y yo también recupero ese ratito para hacer algo de deporte. ¡Me da la vida!  Además creo que este año me cuadran los horarios de las dos, por lo que tendré dos horas a la semana para soltar algo de adrenalina. Me apetece volver a correr y la vuelta al cole lo facilita.

Y, con la vuelta al cole, recupero algo de silencio

vuelta al cole

Ya os he contado en alguna ocasión lo mucho que echo de menos el silencio desde que soy madre. Y en verano, al menos en esta casa, el silencio escasea mucho más. Ahora, con la vuelta al cole, las peques se acuestan mucho antes y puedo disfrutar del silencio en casa al menos un par de horas antes de dormir. Un gustazo para mi mente, os lo aseguro.

Y tú… ¿también celebras la vuelta al cole? ¿Me cuentas por qué?

¡Feliz vuelta al cole a todas!

Imágenes: Shuttersock

Deja un comentario