Tres meses de vida, ¡gracias!

Parece que fue ayer cuando, la pasada primavera, me decidí a abrir este blog. Mi retoño nació el 24 de mayo y ahora tres meses después estoy aún más ilusionada que entonces. Mi retoño me ha da la oportunidad de compartir mis historias cuando quiero y como quiero y eso es lo que importa. Sin obligaciones, sin tapujos, sin miedos.

Gracias a mi retoño he conocido gente maravillosa, gente con la me encantará seguir compartiendo mis vivencias y de la que seguiré aprendiendo como hasta ahora. Sois todos maravillosos, todos y cada uno de vosotros. Mi retoño me ha abierto un mundo que antes no conocía y que, desde luego, merece la pena.

Este verano he tenido tiempo de pensar, de vivir, de sentir, de descubrir infinidad de cosas que os iré contando poco a poco. Sin prisa y cuando mis princesas me lo permitan, porque lo que sí tengo claro es que todo mi tiempo es por y para ellas. Por eso este verano también he aprendido a desconectar y así tener tiempo para disfrutar mucho con los míos, aún teniendo muchas veces la sensación de que me estaba perdiendo cosas en este mundo que recientemente he descubierto.

Vuelvo, tras unas vacaciones inmejorables, dispuesta a darlo todo y dispuesta a disfrutarlo aún más que antes. ¿Preparados para disfrutar conmigo? ¡Allá vamos!

2 comentarios

  1. Esperemos que sean muchos meses más

Deja un comentario