Sorpresas te da la vida, ¡adiós chupete!

El pasado sábado nuestra peque nos dio una sorpresa enorme. Ella sólita, sí solita, decidió que le daba el chupete al hijo de unos amigos, de apenas siete meses. Con la boca abierta nos quedamos su padre y yo cuando vino y me dijo: “no tete, a bebé“.

Desde antes de verano sólo usaba tete en casa, en el cole nada de nada, ni siquiera para dormir. Pero en casa… en casa era otro cantar. Su dependencia había ido en aumento y reconozco que la cosa se nos había ido un poco de las manos. Muchas tardes no había quién se lo quitara, y su papi y yo no hacíamos más que darle vueltas al tema, no sabíamos como íbamos a hacer para quitárselo.

Desde hace cosa de un mes no hacíamos más que decirle que el tete era cosa de peques, que dentro de poco tendría que dejar de usarlo, que ella ya era mayor. Y, de hecho, en alguna ocasión le habíamos sugerido dárselo a algún bebé, pero nada, ella con su tete erre que erre.

¡Aún estamos alucinados! Estábamos en casa de unos amigos y de repente ella solita tomó la decisión. Estaba jugando con los mayores, ¡con el tete por supuesto!, y de repente vino, me lo dió y me dijo “no tete, a bebé”, entonces le pregunté si se lo dábamos al bebé y menuda cara se nos quedó cuando su respuesta fue que sí. Ella sólita había tomado la decisión y no podíamos decirle que no. Pensamos, ¡madre mía la que se nos vienen encima! ¡Menudas noches nos esperan! ¡Pues no!
Todo ha sido muy fácil. Primera noche del tirón. Para celebrar su decisión al día siguiente le hicimos una corona de goma eva preciosa, a esto había que darle bombo. El lunes, en el cole, tuvo fiesta en su honor, llevó gusanitos para todos sus compis, había que festejarlo por todo lo alto. Y, aunque en alguna ocasión lo menciona, no ha soltado ni una lágrima y basta recordarle que tiene un corona de mayor para que enseguida se le pase, os diré que ha llegado a dormir con ella.

Las historietas de mamá
Pero la historia  no acabó ahí. Me compinché con mi amiga y el lunes el bebé le regaló a mi niña una cenicienta de peluche preciosa, en agradecimiento por el efuerzo que había hecho. Menuda carita puso cuando abrió el regalo y menudo achuchón le dio al bebé. Ahora su compañera de sueños es esa princesa, no quiere separse de ella.

Estoy convencida de que lo echa de menos, ya la he pillado dos veces vaciando la bolsa del carro como loca en busca de su tesoro y cuando le pregunto qué busca me dice, muy graciosa, ¡nada! Nunca imaginamos que fuera a ser tan fácil y nunca imaginamos que ella , de apenas dos años, nos fuera a dar semejante lección.  Se merece un gran achuchón ¿o no?

14 comentarios

  1. qué bien que lo haya dejado, mi peque lo dejó con seis meses , no lo quería ni ver

  2. Como me sorprendes estos pequeños!! Si es que lo mejor es dejarle hacer… Creo que a veces ponemos topes absurdos y cada niño necesita su momento…
    Me encanta lo de la corona y la princesa!! Sois geniales!! A mi no se me ocurren estas cosas… Todavía tengo mucho que aprender!

  3. qué suerte! así, un día.. pim pam! el bebé ya quiere ser mayor!
    tu hija se merece una corona y un abrazo, sí señora! de momento aquí en casa lo usamos para dormir solamente, de día intento no dárselo.. aunque a veces es difícil porque esta en modo koala! 😉 Poco a poco! Muchos besos!

  4. Toda una campeona!! Lo que no nos enseñen estos peques…

  5. Qué prontito lo dejo tu peque! Para nosotros ha sido toda una sorpresa, siempre pensamos que le costaría mucho. Sorpresas que te da la vida! 😉

  6. A veces nos empeñamos en programar fechas a todo, no será más fácil respetar sus tiempos. Mira lo fácil que ha sido cuando la decisión ha venido de ella. Ya saben que siempre insisten en lo bueno que es el refuerzo positivo, con lo campeona que había sido, teníamos que celebrarlo por todo lo alto! Besotes!!!

  7. Desde luego, nos ha dado un lección que no veas! Es toda una campeona! Ten paciencia, igual la tuya también decide hacerse mayor ella solita. Besotes!

  8. Ya ves, aún estamos muy sorprendidos! Menuda campeona! Besos!

  9. Que envidiiiiiia me daaaaa! menuda campeona tenéis en casa!
    Yo todavía ando,intentando quitarle el "TETE" a mi bichito.
    Nunca ha sido de quererlo.Pero entre la salida de las últimas muelas,y el comienzo de la guardería.. el tete se ha convertido en su mejor amigo.. y en una de mis peores pesadillas.
    Porque veo,que me va costar muuuuuuucho el quitárselo, O NO!
    Quién sabe..
    muaaaaaá!

  10. Bueno con los peques nunca se sabe! Yo también pensaba que me iba a costar un imperio y mira! Besos!

  11. Que bien!! Sin duda siempre nos sorprenden y nos dan lecciones. El mio pequeño tuvo la semana pasada unas llagas en la lengua y desde entonces no los quiere ni ver. Y se duerme solito asi que se los he quitado con 14 meses. El mayor hasta casi los 4 años. Cada uno es distinto…

  12. Pues sí, ha sido toda una sorpresa la verdad. Sin duda, cada niño es un mundo y totalmente de acuerdo es que nos dan lecciones a diario. Son geniales!

  13. Que genia la peque, che!!! Espero que Muri siga su camino, mañana cumple 20 meses y hace un mes que no se despega del chupete en todo el día (salvo para comer). Sé que todavía es chiquita, no me molesta que duerma con chupete, pero no me gusta que esté todo el día tampoco; aunque tampoco la quiero hacer sufrir sacándoselo (como hice el otro día que lo escondí). Ay, que dilema, che!!!

    Besotes y felicidades por el gran esfuerzo de la princesita!!!

  14. Hola Pao! Soy de la opinión de que es mejor no forzarles, Muri aún es pequeñita, pasan por temporadas en que lo demandan más, les consuela mucho. Ten paciencia que todo llega.
    Mi peque fue toda una campeona, nos dió todo un sorpresón, igual Muri también te sorprende.
    Besotes!!!

Deja un comentario