Roomba 980, mi último descubrimiento

roomba 980

Siempre había sido muy escéptica con las múltiples cualidades que todo el mundo contaba de los robots aspiradores, la verdad. No me llegaba a creer que pudiesen limpiar tan bien como contaban. Por eso cuando IRobot se puso en contacto conmigo para probar uno de sus modelos, el roomba 980 en concreto, no lo dudé un instante. Era la oportunidad perfecta para poder tener mi propia opinión sobre ellos y desde ya os adelanto que ha cambiado radicalmente. ¡Os cuento!

Ya llevo más de cuatro meses usando el roomba 980 en casa. Un tiempo más que suficiente para poder hablar con propiedad sobre todas sus cualidades, poder compartir mi propia experiencia con él y aclarar todas vuestras dudas, si es que las hay.

Parto de la base de que para que la limpieza con un robot aspirador sea efectiva es necesario que en la casa haya cierto orden. No os digo que vuestra casa tenga que estar perfectamente recogida, pero si eres de los que deja cosas tiradas por el suelo, no tienes los cables organizados o tienes demasiados trastos quizás esta solución para limpiar tu casa no sea la más efectiva para ti.

En eso, nosotros no hemos tenido problema porque somos todos bastante organizados y nuestra casa suele estar bastante ordenada. Además no tenemos demasiados muebles, lo que hace que sea un lugar que se limpia con facilidad y comodidad.

La instalación y puesta en marcha del Roomba 980

Siempre he odiado lo de leerme manuales de instrucciones interminables e infumables y os garantizo que con el Roomba 980 no es el caso. La puesta en marcha es muy sencilla y las instrucciones son muy claras. Quitas las protecciones del robot y de la base, enchufas la base a la corriente eléctrica, colocas sobre la base el robot, descargas la aplicación gratuita iRobot Home en tu móvil, registras el robot siguiendo los pasos y ya tienes tu Roomba 980 listo para usar.

Increíble potencia de succión

Sin duda, una de las cosas que más me ha sorprendido de este robot aspirador ha sido su gran potencia de succión. Desde iRobot aseguran que es hasta diez veces superior gracias al sistema de limpieza en tres fases AeroForce. Este sistema levanta, extrae y succiona y en las alfombras se nota especialmente aunque aspira fenomenal todo tipo de suelos. No exagero ni un poquito cuando os digo que nunca había tenido la casa tan limpia como ahora, gracias al Roomba 980. Y ahora que la peque de la casa anda todo el día por el suelo esto me importa más que nunca.

Lo pasamos prácticamente a diario por toda la casa y no os imagináis los depósitos de pelusa que saca. Me parece increíble que pueda recoger tanto polvo pasándolo casi a diario, por eso os digo que mi casa está impoluta. Y el aspecto de las alfombras después de haber pasado por ellas es increíble, parecen nuevas. Ningún aspirador antes me las había dejado así. Además este robot cuenta con sensores Dirt Detect que hacen que el robot encuentre la suciedad e incida más en la limpieza de esas zonas.

¿Queréis verlo en acción? Aquí os dejo una breve muestra de nuestro Roomba 980 en acción. Pasa incluso por encima de las patas de las sillas 😉

Menos trabajo en casa

Desde que tenemos el Roomba 980 el trabajo en casa se ha reducido considerablemente. Nosotros solemos ponerlo una vez al día en toda la casa cuando no estamos, para ni siquiera enterarnos de que está trabajando. Y una vez a la semana la ponemos por habitaciones para asegurarnos de que también se limpie detrás de cada una de las puertas. Y la limpieza que hace es tan efectiva, incluso en bordes o esquinas, que llevamos más de cuatro meses sin usar el aspirador convencional que teníamos en casa.

Ventajas de este modelo

Cuenta con una sistema de navegación iAdapt 2.0 con localización visual, lo que hace que limpie de forma muy eficiente adaptándose a los posibles obstáculos, trabajando incluso debajo de los muebles (cómo el sofá) y alrededor de las cosas que se encuentra en su camino. Y aunque en casa no tenemos escaleras este sistema también le permite detectarlas para evitar que se precipite por ellas.

Además, este modelo incluye dos paredes virtuales para delimitar zonas por las que no quieras que limpie, por ejemplo cuando tienes el árbol de Navidad puesto.

Este modelo incorpora también la funcionalidad de recargarse de forma automática cuando la batería se agota y de reanudar el trabajo en el mismo punto donde lo dejó hasta completar toda la superficie de la casa. Algo muy útil, sobre todo en casas grandes donde es normal que se quede sin batería antes de finalizar el trabajo completo de limpieza.

Accesibilidad y manejo

El Roomba 980 tiene una aplicación para el móvil muy sencilla de usar, iRobot Home. Con esta aplicación, desde cualquier sitio, puedes conectar y desconectar el robot, programar próximas limpiezas, consultar el historial de limpiezas ya realizadas (con plano incluido) e incluso cambiar los ajustes de limpieza (número de pasadas, limpieza de bordes…)

Tanto el robot como el aspirador se actualizan de forma automática al estar conectados por wifi.

¿Dónde ubicarlo?

En un principio nosotros optamos por colocar la base debajo del sofá del salón. De esta forma el Roomba 980 quedaba completamente escondido y sólo aparece cuando está trabajando, que casi siempre suele ser cuando no estamos en casa. De esta forma, casi te olvidas incluso de que existe 😉

Desde hace un mes lo tenemos al lado del sofá, en un rincón del salón. Apenas se ve, aunque con el diseño que tiene tampoco queda mal que se vea, la verdad, y tenerlo accesible nos da la opción de llevarlo, en algunos momentos, a alguna habitación o estancia de la casa para hacer limpiezas específicas.

Consumo y conectividad

El consumo de electricidad del Roomba 980 es muy bajo, funciona con una batería de litio recargable con una autonomía de entre una hora y media y dos horas de trabajo de forma continuada. Depende de la potencia de succión que use durante el trabajo. Cuando está conectado a la base para cargarse se pone de forma automática en modo de bajo consumo, lo que reduce considerablemente el consumo energético.

En cuanto a la conectividad, nosotros aún no nos hemos sumado a la reciente moda de los dispositivos inteligentes pero es posible conectarle hasta diez dispositivos. Y para su manejo es compatible con los asistentes virtuales, tanto de Google como de Amazon.

Y podéis estar tranquilos porque todos los mapeos de la casa que realiza mientras limpia permanece en el robot de forma encriptada y protegida. Nadie podrá tener acceso a ellos.

Mantenimiento

Otra cosa que me ha gustado mucho es que la aplicación te avisa de cuando debes de hacer el mantenimiento (vaciado del depósito, limpieza de alguna de sus piezas o incluso la sustitución) Yo siempre soy un poco desastre con eso y poder llevarlo al día con ayuda de la aplicación me resulta realmente cómodo. Y desde la aplicación, en el caso de que lo necesites, puedes incluso comprar recambios de alguna de sus piezas.

Además, tanto vaciar el depósito como limpiar o sustituir alguna de sus piezas es muy sencillo. En la aplicación iRobot Home te lo indican paso a paso. Y como una imagen vale más que mil palabras, mirad cómo lo explican.

Algunos inconvenientes

Tan sólo nos hemos encontrado con un par problemas desde que el Roomba 980 llegó a nuestra casa.

El primero fueron los flecos de la alfombra del salón. Eran un impedimento para que el Roomba 980 pudiese hacer bien su trabajo, ya que se enredaba con ellos y se quedaba atascada, por eso hemos tenido que quitarlos. Fuera flecos y adiós problema.

El segundo problema que nos encontramos fue la alfombra lavable de la habitación de las niñas. Al ser muy finita (tipo jarapa de algodón) no la sube bien. Termina arrugándola y a veces incluso se queda atascada y al final no limpiaba esa habitación como debería. La solución también ha sido sencilla, retiramos esa alfombra cuando ponemos a trabajar el Roomba 980 en esa habitación. No es una alfombra muy grande, así que lo que hacemos es sacudirla y dejarla doblada encima de la mesa para que no suponga un obstáculo para el Roomba 980. De esta forma ya no hay problema.

Pero ojo, que el resto de alfombras que tenemos en casa: en el salón y en nuestro dormitorio, también son lavables y esas las sube sin problema. Tienen algo más de cuerpo que la de la habitación de las niñas y no son un impedimento para el Roomba 980.

Mi veredicto

Después de haber llegado hasta aquí y de hayáis leído todo lo que tenía que contaros sobre nuestra experiencia con el Roomba 980 creo que ya os imaginaréis cuál es mi opinión. Sin duda es una solución de limpieza para tu casa muy recomendable. Te facilita mucho la limpieza de la casa y, además, hemos observado que con mucho menos trabajo (llevamos meses sin pasar el aspirador convencional) la casa está mucho más limpia que antes. Todo un invento, vamos.

Pelusito, así le hemos bautizado entre todos, ya es uno más de la familia y, la verdad, no soy capaz ahora de imaginar cómo sería la limpieza de la casa sin él.

Os dejo por aquí el enlace para adquirir nuestro modelo y algún otro. iRobot tiene una amplia gama de modelos, cada uno con distintas características, para ajustarse a todo tipo de necesidades.

Y vosotros, ¿tenéis algún robot aspirador? ¿Queréis saber algo más sobre ellos que no os haya contado? ¡Preguntadme! Estaré encantada de responderos.

* Post en colaboración con iRobot

One Reply to “Roomba 980, mi último descubrimiento”

  1. Aquí somos mega fans de este invento y ahora le tengo echado el ojo a varios modelos, porque el nuestro ya está antiguo y porque tienen esa nueva maravilla pequeñita que friega.

Deja un comentario