Llegó la hora de elegir colegio para nuestros hijos

Se abre el plazo para solicitar plaza en los colegio públicos de la Comunidad de Madrid. Este año, a mí me toca solicitar plaza para la peque. Ahora me resulta todo mucho más fácil, irá al cole de su hermana, lo complicado fue tomar la decisión hace un par de años.

La elección de colegio es un tema que siempre nos preocupa a los padres en exceso y nos trae de cabeza. ¿Seremos capaces de hacer una buena elección? ¿Daremos con un centro capaz de educar a nuestros hijos en línea con nuestros mismos valores? ¿Se adaptará nuestro hijo al centro que escojamos?

La primera decisión que hay que tomar a la hora de elegir colegio es decidir el tipo de centro que queremos para nuestros hijos. Existen tres: público, privado o concertado. Nosotros lo tuvimos claro desde un principio queriamos llevar a nuestras hijas a un centro público y teníamos la suerte de que en la localidad donde vivimos hay dos centros, ambos adheridos al programa de centros bilingües de la Comunidad de Madrid.

Llamamos a los dos colegios y concertamos una cita en grupo con la directora para que nos enseñara el colegio y nos contarán en primera persona la forma de trabajo en el centro. Nos decantamos por el primero que visitamos, el que lleva más años abierto en el pueblo. A pesar de estar algo más alejado de casa,  la directora del centro nos dió muy buen feeling y no lo dudamos ni un momento. Además, mucha gente nos lo había recomendado, por lo que no nos costó mucho tomar la decisión y por ahora, tras casi dos años, estamos muy contentos. Esperamos que así siga siendo.

He hecho una recopilación de los principales factores que para nosotros fueron importantes a la hora de elegir colegio, espero que os ayuden para poder organizar un poco vuestras ideas y os facilite el quebradero de cabeza que esta elección supone para algunos papis.

  • Situación y horario del centro – Debes tener en cuenta el horario y la situación del centro, respecto de tu casa. Pensar si serás tú quién vaya a buscarle o será otra persona y conocer las posibilidades de transporte del centro, en caso de lo necesites.
  • Sistema educativo – Solicita un entrevista con el director del centro o acude a las jornadas de puertas abiertas que organicen. Cualquiera de las dos opciones te dará la oportunidad de resolver todas tus dudas y conocer de primera mano los métodos educativos que utilizan, el tipo de actividades que realizan y el funcionamiento diario del colegio.
  • Tipo de formación – Pregunta qué idiomas se imparten en el centro y cuantas horas al día, qué importancía le dan a las nuevas tecnologías y de qué medios disponen, qué actividades deportivas realizan, qué notas media sacan los alumnos cuando salen del centro. Todo esto te ayudará a valorar el nivel educativo del centro.
  • Instalaciones – Visita el colegio, pide que te enseñen todas las instalaciones (clases, biblioteca, gimnasio, comedor, laboratorio, aulas de informática, salón de actos…) Normalmente no te ponen ningún problema y así podras conocer el lugar donde tus hijos pasaran gran parte de su infancia.
  • Servicio de primeros del cole y últimos del cole – Normalmente, todos los centros cuentan con estos servicios, pero asegúrate antes de que los horarios se ajustan a tus necesidades.
  • Servicio de comedor – Infórmate también del servicio de comedor del centro. Si disponen de cocina propia, tipo de menús, tratamiento en caso de alergías, si admiten tupper…
  • Actividades extraescolares – Infórmate de la oferta de actividades extraescolares, muchas veces son la salvación de muchos padres que tienen problemas para compaginar sus horarios de trabajo con el horario del cole. El hecho de que realizen en el mismo centro las actividades deportivas, por ejemplo, puede simplificar mucho la logística.
  • Servicios de orientación disponibles en el centro – En muchas ocasiones es normal que algunos niños precisen de servicios de apoyo de psicólogos, psicopedagogos, logopedas… Infórmate antes de los servicios con que cuenta el centro.
  • Referencias del centro – Pregunta mucho a gente que haya llevado o lleve a sus hijos a ese colegio. Son los que mejor te darán las mejores pistas de cómo funciona el centro. Aunque, siempre teniendo en cuenta que para gustos se inventaron los colores, y que las opiniones son muy personales.

Aun así, ten en cuenta que el cole que elijas no tiene que ser necesariamente el cole para toda su vida, aunque ese sea tu deseo. La decisión nunca es irreversible. Existen multitud de centros y si transcurrido un tiempo te das cuenta de que el centro no cumple con lo que esperabas, que tu hijo no se adapta bien o simplemente no te convence el método educativo del centro, siempre podrás cambiar. Y no tendrás porque hacer un drama de ello.

10 comentarios

  1. Interesantísima tu entrada… y muy útil. Me agobia el tema, no tengo claro ni siquiera qué tipo de método educativo quiero…pero este post me servirá de ayuda y referencia. Gran resumen, recoge cosas en las que ni había pensado!
    Un beso

  2. Hay madre mia, yo estoy ahora con esto, como tú, pero en mi caso es la primera vez. Nosotros lo tenemos muy claro, público, uno que está al aldito de casa bilingue, el tema es que solo hay 50 plazas y el año pasado lo solicitaron 81.

    Sólo tenemos 4 puntos asi que chungo chungo. Yo estoy teniendo en cuenta otros y voy a visitarlos y me interesa mucho, por defecto profesional, los apoyos educativos, y el tipo de fomación que hacen. Pero es verdad que hay otras cosas por valorar como el tema del comedor, si tienen menús especiales y esas cosas, muchas gracias wapa!! una entrada que vendrá biena muchos papis ahora.

  3. Gracias por la información, buena recopilación de puntos de interés.

  4. Gracias por los consejos, a Valentina todavía le queda pero creo que es bueno ir pensando en ello.

    Un abrazo!

  5. A mí me daría miedo no acertar a la primera con el colegio porque si la niña hace amistades y luego a nosotros no nos convencen otros aspectos ¿seríamos capaces de separarla de ese entorno? Menos mal que aún me queda mucho tiempo para verme en estos berenjenales.

  6. Muchas gracias, me alegra mucho saber que te ayuda.
    ¡Un beso!

  7. Tú sabes mejor que nadie del tema. No te agobies, por intentarlo. ¡Igual hay suerte!

  8. ¡Gracias a ti por pasar por aquí!
    😉

  9. Un placer, gracias a ti por pasar.
    😉

  10. Muchas veces llevamos peor nosotros los cambios que ellos. Lo ideal es no cambiar, pero si hay que hacerlo tampoco hay que hacer un drama de ello. ¡Gracias por pasar! 😉

Deja un comentario