La maternidad de la A a la Z. Z de Zombie

El otro día me encontraba a una vecina que tiene dos mellizas de año y medio, más o menos. Desesperada me contaba lo mal que lo estaba pasando últimamente porque sus peques dormían fatal y que llevaban un temporada bastante mala. Pero la mejor parte de nuestra conversación fue cuando me dijo: “¡Qué gusto! Vosotros ya dormiréis del tirón, ¿no?” ¿Del tirón? ¿Qué es eso? De ahí que mi palabra de hoy sea Zombie con Z, para completar algo más mi particular AZ de la maternidad.

Os contaré que desde finales de 2009 en mi casa, por desgracia, y muy a mi pesar, no se duerme del tirón. A ver, no os voy a engañar, alguna noche se ha obrado el milagro y no se ha oído una mosca, pero lo normal es que se despierten una media de tres o cuatro veces todas las noches. Lo bueno, por buscar un lado bueno, es que como en casa los papis nos acostamos muy muy tarde, normalmente el primer despertar nos pilla aún levantados, por lo que dejaremos la media en tres. Y hay quién dirá: ¿de qué te quejas mujer? ¿sólo tres? ¡No está tan mal! Y cierto es, soy consciente de que hay niños que duermen mucho peor, pero ¿que queréis que os diga?, cada una se queja de lo que padece, ¿o no? Y para mí tres derpertares en una media de entre 6 y 7 horas de sueño me parece una pasada, la verdad.

Lo de trabajar dentro y fuera de casa, como sabéis por experiencia muchos de los que me leéis, no es tarea nada fácil. Más bien resulta todo un encaje de bolillos, como ya os contaba en mi entrada con la E. Por eso la hora de organizar, de colocar, de preparar… siempre suele ser cuando en casa acostamos a las enanas, más o menos entre las ocho y media y las nueve de la noche entre semana. Es entonces cuando toca hacer en casa todo lo que no has tenido tiempo de hacer durante el día. Muchas veces tengo tentaciones de sentarme en el sofá, el problema es que si me siento me duermo al instante y nuestra vida sería un desastre. Conclusión, que me dan las tantas todas las noches y hasta las mil no me voy a la cama. Y en qué me he convertido?, pues en una verdadera zombie. Me duermo por las esquinas, no soy capaz de ver una película ni de broma (me duermo antes que las niñas) y los viajes diarios en autobús con el vaivén hacen que caiga rota, cualquier día me paso de parada o me caigo del asiento dando la nota.

Esta zombie aquí presente lo único que desea y con lo único que sueña es con dormir del tirón. Ya no pido muchas horas, pero que esas horas sean seguiditas, que parece que cunden el doble ¿verdad? Algunas amigas, como mi propia hermana, me aseguran que todo llega. Que tenga paciencia, una vez más aparece la paciencia tan presente en esto de la maternidad, mientras tanto yo seguire soñando con que algún día llegue y seguiré intentando sobrevivir siempre acompañada de mi magnífico corrector de ojeras hasta el final.

10 comentarios

  1. Con lo de pu.. madre que dormia yo cuando solo teniamos a la prince!!
    El primer año fue horroroso pero de repente todo cambio y de 22 a 7 la glotia bendita…
    Pero masocas que somos y la llegada de las minis hace que las noches sean una tortura y que la cara de mapache por las mañanas no me la quite nadie…
    Paciencia sister… y a ver si es verdad eso de que todo llega.

  2. Pues como te entiendo!!! tengo dos hijas de 7 y 4 añis. La mayor no durmio una noche del tiron hasta bien entrados los tres años. Hasta ese momento fue un infierno. 3, 4… 5 despertares. Colechamos por obligacion y solo la ayuda de los abuelos, que nos hacian una noche a la semana, sobrevivi. Cuando nacio la segunda, la cosa empeoro, por las logicas necesidades del bebe. Un bebe que, por cierto, durmio en lineas generales mejor que su hermana. Sin embargo, tiene fases en las q se produce un retroceso y volvemos otra vez a los despertares, a los saltos de cama, a noches en las que duermo a ratitos en todas y cada una de las camas de esta casa. Asi que sí, yo tambien se lo que es ser una mama zombie. Paciencia!!!

  3. Mi querida Nata, te diré que, una vez desvirtualizada, no se te nota nada, nada, nada, la falta de horas de sueño. Lo cierto es que en mi casa se duerme más y, aún así, yo voy muy zombie por la vida.
    Zombies, pero lindísimas y sonrientes.
    Un beso preciosa.

  4. A mí también me parecen esos muchos despertares y lo peor ¡durante muchos años! Aunque a saber lo que nos quedará a nosotros que pasar con la bichilla, porque esta nació durmiendo del tirón y ahora a los 4 meses, empieza a despertarse para comer por las noches. Máximo 2 veces, pero ya me parece un exceso…

  5. Yo la verdad es que es este aspecto no me puedo quejar, la bichito desde que tenia 4 meses duerme bastante bien, despertandose a sus horas para comer, pero el resto muy bien, nunca he sido muy zombi, jajaja suerte.

  6. Todo pasa, todo pasa, todo pasa. Eso me digo yo todos los días. Luego cuando sean mayores nos tocará despertarles, ¡seguro! 😉

  7. Paciencia, mucha paciencia. Mi hija mayor ya tiene cuatro años, y nos seguimos despertando varias veces, cuando no es agua, es pis y cuando no, es para preguntarnos que cuanto queda para ir a la playa! En fin, mi único alivio es pensar que todo llega! Y mientras tanto luchar por sobrevivir!

  8. Eso es que me mirás con muy buenos ojos, porque yo cada vez me veo más ojeras! Besotes!

  9. Es que son muchos! Qué me lo digan a mi! Sólo pienso en que pasará, más tarde o más temprano, pasará!

  10. Pues disfruta de ello! Envidia me das!

Deja un comentario