La maternidad de la A a la Z. R de responsabilidad

En mi particular AZ de la maternidad hoy le toca el turno a la R. R de responsabilidad, esa extraña sensación que te invade desde el momento que te conviertes en madre, desde el momento en que en el paritorio conoces al que será tu hijo para el resto de tu vida.

Cuando no tienes hijos tus principales responsabilidades en la vida son otras bien distintas, no menos importantes desde luego, pero son otras. Tienes responsabilidad en tu trabajo, tienes reponsabilidad en tu casa, tienes responsabilidades con los amigos y con la familia… pero nada desde luego parecido a la responsabilidad de ser madre. 

Cuando te conviertes en madre cae sobre ti la mayor dosis de responsabilidad que nunca hemos sido capaces de imaginar. Responsabilidad nunca antes conocida, responsabilidad en muchos casos inquietante, responsabilidad importante sin lugar a dudas, responsabilidad que viene en forma de aventura y también, a veces, responsabilidad muy divertida.

De repente, después de nueve meses largos, por fin puedes tener en tus brazos a ese ser pequeñito llamado hijo, ¿y ahora? De la noche a la mañana te conviertes en responsable de él sin límites y resulta que a lo largo de sus vidas seremos responsables…
De alimentarles
De consolarles
De cuidarles
De mimarles
De educarles
De ayudarles
De enseñarles
De apoyarles
De acompañarles
De aguntarles
De amarles
¿Alquién sabe de alguna responsabilidad más grande que esta?

14 comentarios

  1. Absolutamente ninguna…que una personita dependa de nosotras, y más aún tengamos que enseñarles a caminar por la vida….es lo más difícil del mundo. Eso si, enseñarles a ser decentes y cabales, porque enseñar a ser un cafre es lo más fácil que puede haber, solo hay que seguir el ejemplo de algunos padres….
    Un beso guapa!!

  2. Esto es la R de responsabilidad o la L de Losa, ambos. jajaja
    No, en serio, es cierto, una verdad como un templo. Todo lo anterior a ese momento, son menudencias. Es a partir del minuto cero de ser madre cuando de verdad se nos pone a prueba y debemos volvernos responsables, de lo que hacemos, de los que no. De todo.
    Gran elección de letra y palabra.

  3. Tienes toda la razón del mundo. A veces losa, a veces cruz, a veces privilegio. Según tengamos el día… Pero está claro que siempre, desde que somos madres, el sentido de la responsabilidad se instala en nuestras vidas para no abandonarnos jamás.
    Genial reflexión.
    Un abrazo

  4. Desde que somos madres nos volvemos hiper responsables, porque admitámoslo no sólo somos responsables de nosotras mismas sino lo más importante, de alguien más. Y debemos velar por ellos, por su bienestar, por su crecimiento, por su felicidad…

    Me encantó, che!!!

    Besotes ;-D

  5. Que cierto es, de un momento a otro pasamos a tener esa gran responsabilidad sin darnos cuenta. Como tu dices no hay mayor responsabilidad que esa y aunque sea lo más bonito del mundo, es normal que a veces abrume.
    Muy buena palabra. Un besin

  6. Recuerdo que el primer día en el hospital nos encontrábamos llenos de amor y también, totalmente perdidos! Pero, de repente eramos capaces de todo… ellos nos hacen capaces de todo. Y nos ayudan y de cierta manera obligan a aprender a enseñarles. El amor mueve montañas y más si es hacia un hijo!!

  7. Nadie dijo que fuera fácil la tarea. Pero te da tantas satisfacciones! O no?
    Besotes guapa!!!

  8. Desde luego, cuando nos convertimos en mamis es cuando de verdad entendemos su significado y sólo la entendemos en mayúsculas! Un besote!

  9. Para mi desde luego es la gran responsabilidad de mi vida, pero compensa tanto! Besotes preciosa!

  10. Me alegro mucho de que te haya gustado Pao! Creo que es el primer cambio que experimentamos y uno de los más gordos!
    Besotes!

  11. Es la gran responsabilidad de nuestrs vidas! Sin duda! Pero enamora!
    Besotes!

  12. El amor lo es todo y por mucho que pese la responsabilidad de ser padres, es maravilloso! Besos!

  13. La responsabilidad como compromiso, ¿no? Y significa que tenemos una misión que cumplir, que "contamos" en esta vida para algo y para alguien. Me parece necesario, aunque a veces, como dicen, sea una losa o un elemento lapidario de otras necesidades o inquietudes. La clave, una vez más, está en que esa responsabilidad tenga siempre una ventana por la que asomarse o una puerta que abrir de vez en cuando… Que no sea un encierro.
    Muy buena palabra y reflexión, bonita.
    Besos.

  14. Siiii y desde luego es la misión más importante ymás bonita de nuestra vida! Besos!

Deja un comentario