La maternidad de la A a la Z. H de Hijo

Si algo tenía claro cuando me apunté a este carnaval ideado por la fantástica Vero de Trimadre a los 30 era que, en mi particular AZ de la maternidad, no podría faltar la palabra hijo. Según nuestra amiga RAE, hijo es persona o animal respecto de su padre o de su madre. ¡Perfecto! Pero significa tantas y tantas cosas más, que es cuando te conviertes en padre o madre cuando te das cuenta realmente de la verdadera magnitud de su signifcado. Y cuando además asumes conscientemente y de corazón lo que tú mismo has significado, significas y significarás para tus padres. ¡Un hijo es lo más, lo más grande!

Las historietas de mamá

Recuerdo aquella tarde de un frío 4 de diciembre en la que por fin pude tener por primera vez a mi hija en brazos. ¡Mi hija!, pensaba yo. ¡Nuestra hija!, pensabamos mi marido y yo. Aún después de nueve meses de embarazo, cuesta mucho hacerte a la idea. Cuesta pensar lo que de verdad significará para ti, para los dos, y cuesta asumir que ese precioso bebé que ahora tienes en brazos, tu hijo, es parte de ti, parte de los dos. Ese bebé es el fruto de nuestro amor y, sobre todo, que ese bebé será tu hijo, nuestro hijo, el resto de nuestras vidas.  Y no digo nuestro en el sentido de propiedad.

Entonces la responsabilidad cae sobre ti, al principio como una losa, para que nos vamos a engañar. Y el subidón hormonal del post parto en esto no ayuda precisamente. Yo novata en esto de ser madre, ¿seré capaz? Y ahora con dos, ¿seré capaz? Y es entonces cuando el instinto florece, él solito y el único truco es dejarse llevar. Escuchar a tu instinto y caminar junto a él con tranquilidad, confiando en que todo saldrá bien. Somos animales, lo creamos o no, y los animales se mueven por instintos. Sólo hay que creer en uno mismo y disfrutar.

Además, con el tiempo te darás cuenta de que tu hijo aprenderá de ti pero nunca nadie te contó lo mucho que te enseña un hijo, lo mucho que te cambia y lo mucho que te hace madurar. En mi caso el aprendizaje ha sido brutal. Aprendo cosas de ellas todos los días, al igual que ellas las aprenden de mí y eso hace que nuestra vida y nuestro camino juntas sea aún mejor y todos disfrutemos mucho más. Con sus subidas y bajadas, pero siempre juntos y de esa manera el camino se allana y todo resulta más fácil, aunque muchas veces el día a día o las tormentas pasajeras nos hagan verlo de distinta manera.

Un hijo es especial, muy especial, mucho más de lo que nunca fuiste capaz de imaginar. Y cuando lo tienes es cuando te das cuenta de verdad. Por un hijo lucharás, trabajarás, sacrificarás… porque por un hijo, ¿qué no harías por un hijo?

6 Replies to “La maternidad de la A a la Z. H de Hijo”

  1. Precioso Nata!
    Me ha encantado leerte!
    Haces incapié en que hasta que no te conviertes en padre no sabes lo que es… Y es que es así! Por mucho que te imagines, que te cuenten… Hay que vivirlo, hay que sentirlo!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo. Mi vida se puso patas arriba cuando me convertí en madre, y a pesar de que a veces es muy duro, es un camino que debemos recorrer, y me he dado cuenta de todo lo que llena un hijo. Ahora no necesito nada, solo sus miradas y sonrisas, sus abrazos…
    Imagino la maravilla que es que todo esto te llegue por partida doble… Yo de momento me planto aquí. Aún así disfrutando mucho de la grandeza de la maternidad! 😉
    Un abrazo!

  2. Tantas cosas que se pueden decir, y tantas que me dejo en el tintero,…Cuando pienso en estas cosas, recuerdo los primeros momentos como madre, y esos primeros sentimientos que se resumen en "nunca creía que pudiese querer así" y "nunca pensé que pudieses ser TODO"
    Precioso

  3. Muchas gracias por tus palabras Vir! Cuesta tanto imaginarse la grandeza de ser mami, es dificil explicarlo con palabras, es mucho mejor vivirlo. ¡Sin duda!
    Como ya he dicho alguna vez, ellas lo son todo y son el motor de mi vida.
    ¡Un besote!

  4. ¡Muchas gracias Paula! Cuesta trabajo plasmar en palabras lo que nos hacen sentir los hijos. ¡Besos!

  5. Cuanto me ha gustado tu post… me quedo con todos y cada uno de tus sentimientos hacia lo que un hijo significa… me quedo con todo lo que un hijo enseña a sus padres, todas las sensaciones que despierta…
    Un besazo guapa.

  6. Mil gracias por tu comentario! Yo me quedo con tantos y tantos recuerdos y con la alegría de que nos queda mucho que vivir junto a ellos. Besos!

Deja un comentario