La maternidad de la A a la Z – B de Bolso

Hoy participo por tercera vez consecutiva, aunque por los pelos, en la 7ª edición del canarval “La maternidad de la A a la Z” de Trimadre a los 30. Para esta ocasión he escogido la B de Bolso, palabra muy común y que seguro que os sonará.

El bolso para mí antes de ser mamá era un complemento más. Tenía bastantes y cada día escogía el que mejor combinaba con mi ropa. Los tenía grandes, pequeños, de mano, de shopping, tipo bandolera… Los tenía negros, crudos, marrones, rojos, azules, blancos, estampados… Y lo que solía llevar en ellos se resumía facilmente en llaves, monedero, clinex, móvil, brillo de labios y según la temporada unas gafas de sol. En en esta fase es cuando el significado de bolso para mi más se acerca a la definición dada por la RAE:

bolso.

(De bolsa1).
1. m. bolsillo (del dinero).
2. m. bolsillo (de los vestidos).
3. m. Bolsa de mano generalmente pequeña, de cuero, tela u otras materias, provista de cierre y frecuentemente de asa, usada especialmente por las mujeres para llevar dinero, documentos, objetos de uso personal, etc.
4. m. Mar. Seno que por la acción del viento se forma en las velas cuando se efectúan en ellas ciertas maniobras, como las de cargar o arrizar.

Tras convertirme en mamá, y concretamente justo después de cada embarazo, hay un etapa en la que el bolso claramente desapareció de mi vida. La bolsa del carro, con pañales, toallitas, bodies, baberos, gasitas… pasó a hacer el uso de bolso, guardando en ella el monedero, el móvil, las llaves y poco más. Bastante tienes con todo lo demás. Con eso de empujar el carro, como para pensar en también llevar tu monisimo bolso de mano que te iria genial con el modelito que has escogido para ese día. ¡Ni hablar!

Cuando mis hijas ya han sido un poco más mayores, el bolso ha vuelto a aparecer en mi vida pero no para hacer la función de bolso, sino para convertirse en una verdadera bolsa de sorpresas. Metes la mano y puedes sacar cualquier cosa. Ahora no dispongo de tanto tiempo para cambiar de bolso a diario, solo de pensar en cambiar todo lo que llevo cada mañana, necesitaría por lo menos quince minutos más… Además ahora tiendo a escogerlos grandes y me he dado cuenta de lo mucho que aguantan (deben ser que son de los buenos) porque cada día acogen una cosa nueva y hasta que se vacían… ¡pueden pasar semanas! Os cuento lo que llevo hoy mismo en mi bolso y juzgais vosotros mismos:

Monedero, llaves, móvil, clinex, gafas de sol, brillo de labios, toallitas, arnica, pinzas para el pelo, cuaderno para pintar, colores, algún cuento, galletas, cereales, alguna que otra chuche, chupetes, pulsera antimosquitos, pompero… ¿Es o no es una bolsa de sorpresas?

22 comentarios

  1. Jajajajajaja. qué buenoooo. La sonrisa puesta cuando he visto POMPERO, porque esta que escribe no sale de casa sin él, jajajaja.

    Un beso!

  2. jajajaja dichosa tu que al menos llevas lentes de sol! yo ya ni eso jejejeje
    y pues definitivamente uno no deja la modalidad "pañalera" como que nunca jejeje
    sé de madres que les cargaban una muda de ropa a sus peques dentro de su cartera… así que allí te lo dejo jejeje
    besitos
    @mamiandbaby

  3. El pompero es una aliado perfecto!!! Me saca de muchos apuros, les encanta!!! Un beso!!!

  4. Yo de los pañales ya me libro!!! Un peso menos!!! 😉
    Besos!!!

  5. jajajaja que genia… yo soy un desastre… empecé con bolso de maternidad y volví a la vieja mochila… llevo todo para Muriel y nada para mí… pero también es una caja de sorpresas porque la enana guarda cualquier cosa ahí adentro!!!

    Besotes Nat! Me hiciste reír con tu post!!!

  6. Ay Pao, como nos entendemos! Cuando meto la mano en el bolso nunca se lo que puedo sacar la verdad…jejeje
    Besotes desde España!!!!

  7. jajajaja creo que ese revoltijo de bolso, define a la perfección a una madre!! 😀 las toallitas del Mercadona que no falten!!!

  8. Siiiii, las mejores!!! Jejeje….
    Besos!!!

  9. Jajajja. Si, a mi me pasa lo mismo: recien nacidos, no bolso.
    Ahora si me los cambio, pero sin elegir nada, sencillamente vuelco todo, con lo q en mi ultimo viaje de trabajo, en lugar de un panuelo saque un cochecito.
    Llevo coches, lapiz, silbato, … Hasta alguna chuche caducada
    Besos!

  10. Cuando mi hijo nació, cambié mi bolso por una pañalera, elegí una que se llevara en la espalda, así tenía las manos libres, ahora que mi bolso ha regresado soy muy feliz, lo extrañaba… no importa lo que lleves dentro, o si lo cambias o no, es tu bolso

    Besos

  11. jjajaja que bueno, dímelo a mi combinando zapatos con bolso a màs pequeño mejor, ahora parece que en lugar de bolso es maleta, puede salir de alli cualquier cosa inimaginable, llevo de todo desde agua, caramelos, pinzas para la ropa no sè porque, llaves, pañuelos, toalllitas húmedas,uff un calcetín, no se desde cuando!!

  12. el bolso, como a ti, ha desaparecido completamente, llevo una bolsa de tela donde cabe todo (pañales, toallitas, agua, algo de comer, ropa de cambio, algún juguete, mi monedero y mi móvil!!) jejejejej cómo cambian las cosas!!!!

    Besos!!!

  13. jejeje… de mi bolso puede salir cualquier cosa, es una fuente de sorpresas!!! besos!!!

  14. Yo también lo eche de menos cuando no lo llevaba, ahora no puedo pensar salir sin el, con todo lo que llevo!!! Besos!!!

  15. Sí, lo peor es cuando el paquete de galletas o gusanito se abre y se lia una buena!!! Los calcetines de cuando vamos al parque de bolas, claro!!! 😉

  16. En algún momento volverá a nuestras vidas, ya lo verás, y nos acordaremos de todo esto. Besos!!!

  17. Tienes tanta razón en lo que dices!! por ahora cuando salgo con mi peque la pañalera es mi fiel compañera, cero carteras súper chic, aunque la verdad yo siempre he sido bastante practica. Abrazos!!

  18. Todo volverá, son etapas! Gracias por leerme wapa! Bss

  19. Yo ya me he acostumbrado a llevar tantas cosas que, aunque mis hijas son mayores, llevo la casa a cuestas. Cualquier día se me cae el hombro, qué barbaridad lo que pesa.

    Un beso

  20. Ya ves! Mi madre siempre que me sujeta el bolso me lo dice… Al final nos acostumbramos a llevar de todo!
    Un beso!

  21. Yo llevo incluso una camiseta grande para mí, por si el bichito me vomita encima, poder echarmela encima de la ropa vomitada hasta que pueda llegar a casa. Cutre, lo sé, pero me ha sacado de varios apuros el apaño.

  22. Todo vale!!! Es un como un cajón desastre!!!

Deja un comentario