La importancia de los primeros auxilios

maternidad, primeros auxilios en el hogar,

Hace algunos días, gracias a Madresfera, estuve en un curso de primeros auxilios impartido por Cruz Roja, en colaboración con Hansplast. Fue una buenísima oportunidad para aprender mucho sobre primeros auxilios e incluso hacer alguna práctica.

El curso me hizo pensar mucho en la importancia de tener conocimientos en estos temas porque, queramos o no, los accidentes suceden cuando menos lo esperamos y, si estamos preparados o tenemos algo de formación en el tema, los afrontaremos con mucha más calma y tranquilidad, algo que resulta esencial a la hora de socorrer a alguien en caso de accidente. ¿Os habiáis parado a pensar en ello?

Entenderéis que no me ponga a explicaros todo lo que aprendí ese día, no dispongo de los conocimientos necesarios, ni son lo suficientemente precisos como para hacerlo de forma correcta. Para eso están ellos, los verdaderamente expertos en la materia como Cruz Roja, con una amplía oferta formativa en el tema. Pero sí me gustaría transmitiros algunos puntos clave que se abordaron durante este curso y que estoy segura os harán recapacitar sobre la importancia de los primeros auxilios en nuestras vidas.

¿Conoces las conducta PAS?

Ante cualquier accidente o situación de emergencia, siempre debemos adoptar la conducta PAS (Proteger, avisar y socorrer) Es muy importante guardar este orden para no empeorar la situación de emergencia y que nuestra ayuda sea lo más eficaz posible.

En primer lugar nos protegeremos (si fuera necesario) antes de acceder a la zona de la emergencia, protegeremos el lugar o la zona del accidente (señalizaremos el peligro si fuera necesario) y protegeremos a la víctima de cualquier peligro.

En segundo lugar avisaremos, lo antes posible, a los servicios de emergencia o a alguien cercano para que lo haga si no disponemos de los medios necesarios. En primer lugar diremos donde nos encontramos exactamente, dando el mayor número de detalles posible, contaremos lo que ha sucedido, informaremos sobre el número y el estado de las víctimas y, por último, nos identificaremos dejando un número de contacto para que los servicios de emergencia puedan contactarnos en caso de no encontrarnos.

Es muy importante no colgar o finalizar la llamada hasta que nos lo indiquen. Y una vez finalizada la llamada, la línea que hemos usado debe de quedar libre, porque los servicios de emergencia usarán ese número para contactar con nosotros en el que caso de que no nos localizen o necesiten más información.

Y, en tercer lugar, procederemos a socorrer a la víctima o las víctimas poniendo en práctica nuestros conocimientos de primeros auxilios.

Es muy importante que en caso de emergencia sigamos este orden de actuación (proteger, avisar y socorrer), para no empeorar la situación y que nuestra ayuda sea lo más eficaz posible. De nada servirá socorrer lo primero a la víctima si no avisamos a los servicios de emergencia antes.

Formemos a nuestros hijos y formémonos nosotros también

Nunca estará de más tener conocimientos sobre primeros auxilios. Durante el curso tuve la oportunidad de aprender un montón de cosas, que aunque espero no tener que usar nunca, estoy segura de que me vendrían muy bien en caso de accidente o situación de emergencia.  Y nuestros hijos también pueden aprender mucho sobre este tema. Es evidente que un niño de cinco años no podrá realizar una técnica de reanimación en caso de accidente, pero sí podemos enseñarles desde pequeños a llamar a los servicios de emergencia, y quizás esa llamada sea la que puedas salvarnos la vida o ayudarnos cuando más lo necesitemos.

Deja un comentario