Desde hoy en casa somos uno más…

Las historietas de mamá

No, nos os alarméis, que os veo venir con eso del babyboom. Seguir, lo que se dice seguir, seguiremos siendo cuatro en casa aunque desde hoy tengamos un pequeño miembro más. Se ha sumado a la familia Taya, la gata de mi madre. Desde que su compi Mufy nos abandonara, el pasado mes de octubre, lo ha pasado un poco mal y dejarla tres semanas sola en casa, aún con visitas casi a diario, no era muy recomendable para ella. No había más que hablar.

Taya siempre ha sido una gata muy peculiar. Muy de mi madre, diría yo. Solitaria, celosa y poco simpática, ¡pero preciosa! Estará con nostros en casa casi tres semanas y las enanas, como os podréis imaginar, encantadas con la idea, aunque mucho me temo que la gata no opina igual. ¡Veremos a ver como salimos de ésta!

Las niñas están muy acostumbradas a verla cuando van a casa de mi madre. Es Taya la que no está tan acostumbrada a ellas. A sus jaleos, a sus ruidos, a sus risas, a sus barullos, a sus peleas, a sus juegos… lo malo o no tan malo, según se mire, es que no le queda otra por lo que estoy segura de que tarde o temprano se acostumbrará.

Hemos concienciado a las niñas para que no la den mucho el tostón, ellas ya saben que se trata de una gata con un carácter algo peculiar, pero seguro que cuando pasen estas tres semanas tendré un montón de anécdotas que contar. El otro día para ir preparando el terreno les regalé a las niñas un simpático libro que explicaba como cuidar a los gatos con una bonita historia, que creo que les ha ayudado a comprender algunas cosas. La más importante: que tienen que dejarle su espacio y que los gatos necesitan tranquilidad. Ya os contaré cómo nos va. Este es el comienzo de la aventura gatuna.

10 Replies to “Desde hoy en casa somos uno más…”

  1. A disfrutar de la aventura!
    y que no lo pase muy mal el animalico!
    un abrazo

  2. Yo aún recuerdo cuando mis primos pequeños tenían atemorizada a mi gatita: le tiraban del rabo, de las orejas, la arrinconaban para gritarle. El pobre animalito se escondía bajo una cama cuando los oía llegar de visita. No dejes que la martiricen mucho, que da una penita…

  3. Por suerte GatitaNegra es muy cariñosa y se lleva fenomenal con los niños. Sabe cómo jugar con un niño y no se molesta por los tirones, algo que me ha terminado de enamorar de ella. 🙂

    A ver si sigue así para cuando Futuro Bebé esté entre nosotros 🙂

  4. Suerte con la aventura gatuna, yo tuve una aventura perruna, y nunca mas, lo digo por el perrete claro, acabó hasta el moño el pobre.

    besetes

  5. Si ya tienes silla para llevarla en el coche y todo!! Jajajaja. Besote preciosa

  6. Esta siendo toda una aventura, pero por ahora todo marcha bien. ¡Todos contentos! 😉

  7. Mis enanas la respetan mucho pero la pobre gatita no está acostumbrada al barullo de dos niñas en casa. Aunque te diré que… ¡se nos está dando bastante bien!

  8. Pues seguro, además se acostumbrará al bebé poco a poco
    😉

  9. ¡Muchas gracias! Por ahora todo va sobre ruedas
    😉

  10. ¡Ya te digo!
    Además con ella ya somos familia numerosa ¿no?
    😉

Deja un comentario