¡Cuna fuera!

En casa llevábamos tiempo con la idea de pasar a peque de la cuna a la cama. A finales de julio cumplió dos añitos y ayer por la tarde nos decidimos. Me gustaría que la hubieséis visto con el destornillador en la mano emocionada con la idea de desmontar su cuna. ¡Yo, yo, yo! decía y a nada que nos decuidábamos allí estaba ella intentando desmontarla solita. ¡Qué graciosa!

A su hermana mayor también le ha gustado la idea. ¡Se hace mayor! nos repite una y otra vez. Una de las ventajas de bajar la cuna al trastero ha sido poder contar con mucho más espacio en la habitación para jugar y difrutar las dos juntas. Ahora tenemos previsto colocarles una pequeña mesa con dos sillas para que tengan su espacio para jugar, y seguro que algún cambio más hacemos.

La que peor lo pasó ayer fui yo. Me entró la flojera y, una vez más, siento que el bebé se me escapa, mucho más deprisa de lo que me gustaría. Una vez más los sentimientos encontrados llaman a mi puerta e hicieron que me pusiera a llorar como una tonta. El tiempo pasa y las peques se hacen mayores, lo malo es que todo sucede mucho más deprisa de lo que nos gustaría.

La primera noche no ha ido mal. Se fue a la cama algo tarde de lo normal, porque cenamos fuera de casa, pero ha dormido del tirón hasta las ocho y media. Y la siesta de hoy tampoco ha resultado mal. Por ahora no ha intentado bajarse ella solita de la cama y cuando se despierta te llama. Lo malo es que de esta manera despierta a su hermana, pero no nos podemos quejar. Veremos qué ocurre cuando empiezen las risas cómplices entre hermanas a la hora de irse a dormir o las excursiones nocturnas, que ahora las pueden hacer en pandilla.  Estoy segura de que tendré anécdotas que contaros.

4 comentarios

  1. Mi comentario se ha borrado porque tengo un problema con la cuenta en el móvil. Decía que tendrás un montón de anécdotas. En mi caso, cuando ambas compartían cuarto, una en cama y la otra en la cuna, la mayor me decía alguna vez que no podía dormir porque su hermana le molestaba…
    Ahora en sus camas, alguna vez se sube la peque a dormir con ella.
    Ya nos irás contando sus noches como niña "mayor".

  2. El fin de una etapa! Ya irás contando cómo interactúan que a mí en breve también me tocará juntar al enano con su hermana.

  3. Por ahora todo sobre ruedas, hoy incluso las hemos acostado a la vez y no han dicho ni mu, aunque claro coincide con el primer día de cole y estaban cansadas. La veo tan mayor durmiendo ya en su cama, no dudes que os contaré mis "historietas". Besos!

  4. Pues sí, el fin de una etapa preciosa! Lo siguiente será desmontar el bugaboo y ya me da el pelele! jejeje
    Ya os iré contando.
    Besos!

Deja un comentario